Desierto de Dubai

Antes de volver a España paramos un par de días (y medio) en Dubai para visitar a mi primo y su novia, Bruno y Kaja. La primera vez que estuvimos en Dubai ya visitamos el Burj Khalifa y Deira, la zona antigua, así que esta vez nos dejamos aconsejar por nuestros anfitriones.

Moverse por Dubai

Metro

Hay un metro/monorail que conecta las principales zonas de la ciudad, además dispone de vagones VIP para turistas. Nosotros no lo utilizamos, nos movimos principalmente en taxi.

Taxi

Los precios de los taxis no son muy elevados, pero tendréis que andar con cuidado de que no os timen. Los conductores tienden a aprovecharse de los extranjeros y a menudo te pasean por la ciudad antes de llegar a tu destino.
Si queréis ir a un lugar, mirad la ruta en google maps y decidle a vuestro conductor por dónde queréis que vaya.

En el minibus de camino a las dunas

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de pagar es que redondean los precios siempre a su favor. Por ejemplo, si el viaje cuesta 17 dirhams y les dais un billete de 20, muchos no dudarán en quedarse las vueltas.

Por último, si vais en pareja, podréis usar los taxis para mujeres (los del techo rosa). Por lo general son más honradas y conducen menos agresivamente.

5% descuento IATI seguros

Burj Al Arab y alrededores

El primer día, tras una siesta después de un viaje desde Malasia y algo de “jet lag”, nos fuimos a conocer la zona del Burj Al Arab, el hotel más lujoso del mundo. Es una zona junto a la costa en la que los muros de cemento, metal y cristal cambian por hoteles, tiendas y locales de ocio.

Burj Al Arab, el hotel más lujoso del mundo, visto entre las palmeras de otro resort cercano.

Es una zona agradable para pasear, tomar algo o incluso cenar. No es barato, pero se pueden encontrar precios razonables.
A la hora de pasear, muchas de las zonas son privadas, así que es posible que no os dejen entrar. Siempre os queda la opción de entrar igualmente y esperar que se piensen que sois huéspedes de ese hotel 😉 .

‘Safari’ por el desierto (dune bashing)

De cara al segundo día, ya descansados, nos propusieron hacer un safari o recorrido por las dunas. Por supuesto, aceptamos.

Al igual que en Asia, la contratación es algo desastrosa. Te ofrecerán lo que sea para conseguir que pagues, así que es mejor no pagar hasta el final y exigir cada cosa que te hayan prometido. A nosotros esto no se nos da muy bien, por suerte Kaja se encargo de todo y lo hizo a la perfección.

El tour incluía:

  • Transporte en minubus hasta la zona de dunas a las afueras de Dubai (y vuelta)
  • Paseo en 4×4 por las dunas (dune bashing)
  • Cena y espectáculos

Se puede contratar un tour con el que te lleven en 4×4 desde Dubai, pero nosotros optamos por la opción económica.

HELLO KOREA!

Tardamos unos 40min en llegar a las dunas y allí tuvimos que esperar a que viniese a recogernos un todo-terreno. El lugar era como un parque de atracciones donde los turistas esperaban su turno para ser recogidos.
El “paseo” por las dunas es bastante movido, así que es mejor ponerse el cinturón de seguridad. Es como una pequeña montaña rusa por las dunas.

Tras unos 10 minutos llegamos a la zona de jaimas. Aquí disfrutamos de varios espectáculos de danza y una cena muy abundante y de calidad aceptable.

Sufi Whirling

too much spicy?

Galería

Desarrollador web, fotógrafo, patinador, escalador...

One thought on “Dos días en Dubai

  1. Pingback: Dubai Express

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *